Chuang-tzu, Octavio Paz
es
Octavio Paz

Chuang-tzu

35 printed pages
  • 👍4
  • 🔮1
  • 💡1
«En 1957», escribe Octavio Paz, «hice algunas traducciones de breves textos de clásicos chinos. El formidable obstáculo de la lengua no me detuvo y, sin respeto por la filología, traduje del inglés y del francés. Me pareció que esos textos debían traducirse al español no sólo por su belleza –construcciones a un tiempo geométricas y aéreas, fantasías templadas siempre por una sonrisa irónica— sino también porque cada uno de ellos destila, por decirlo así, sabiduría. Me movió un impulso muy natural: compartir el placer que había experimentado al leerlos… Creo que Chuang-Tzu», como los otros poetas que recoge esta breve antología, «no sólo es un filósofo notable sino un gran poeta. Es el maestro de la paradoja y del humor, puentes colgantes entre el concepto y la iluminación sin palabras».
Original publication
2017
Publisher
Siruela
To read this book, upload an EPUB or FB2 file to Bookmate. How do I upload a book?
Search on Google
Impression
Add to shelf
  • 👍Worth reading4
  • 🔮Hidden Depths1
  • 💡Learnt A Lot1
Sign in or Register
Pepe Luis Perez
Pepe Luis Perezshared an impression2 months ago
👍Worth reading

Conexión con la naturaleza.

Porfirio Hernández
Porfirio Hernándezshared an impressionlast year
👍Worth reading

Es un libro extraordinario: conjuga la sabiduría de Oriente y la interpretación occidental de Paz en nuestra lengua.

Miguel Torhton
Miguel Torhtonshared an impression2 years ago
👍Worth reading

Extraordinario

Michelle Espinosa
Michelle Espinosahas quotedlast year
El hombre natural es dúctil y blando como el agua; como ella, es transparente. Se le puede ver el fondo y en ese fondo todos pueden verse. El sabio es el rostro de todos los hombres
Pepe Luis Perez
Pepe Luis Perezhas quoted2 months ago
Cuando los virtuosos –es decir: los filósofos, los que creen que saben lo que es bueno y lo que es malo– toman el poder, instauran la tiranía más insoportable: la de los justos. El reino de los filósofos, nos dice Chuang-Tzu, se transforma fatalmente en despotismo y terror. En nombre de la virtud se castiga; esos castigos son cada vez más crueles y abarcan a mayor número de personas, porque la naturaleza humana –rebelde a todo sistema– no puede nunca conformarse a la rigidez geométrica de los conceptos. Frente a esta sociedad de justos y criminales, de leyes y castigos, Chuang-Tzu postula una comunidad de ermitaños y de gente sencilla. La sociedad ideal de Chuang-Tzu es una sociedad de sabios rústicos.
Monserrat Montes de Oca
Monserrat Montes de Ocahas quoted4 months ago
Nosotros, en lengua española, tenemos una palabra que quizá dé cierta idea del término chino: hidalguía. La hidalguía está fundada en la lealtad a ciertos principios tradicionales: fidelidad al señor, dignidad personal (el hidalgo es el rey de su casa) y la honra.
Los más leídos, Bookmate
Bookmate
Los más leídos
  • 53
  • 433
Siruela, Ediciones Siruela
Ediciones Siruela
Siruela
  • 711
  • 316
Lecturas rápidas, Bookmate
Bookmate
Lecturas rápidas
  • 51
  • 216
Literatura premiada, Bookmate
Bookmate
Literatura premiada
  • 107
  • 61
Ganadores del Nobel, Cultura Colectiva
Cultura Colectiva
Ganadores del Nobel
  • 7
  • 39
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)