Ligeia, Edgar Allan Poe
es
Free
Edgar Allan Poe

Ligeia

Read
20 printed pages
  • 👍3
  • 💀2
El narrador anónimo describe las cualidades de Ligeia, una mujer hermosa, apasionada e intelectual de pelo negro y ojos oscuros, que conoció en "una vieja y ruinosa ciudad cercana al Rin". Se casan, pero después de unos años Ligeia muere; el narrador, desconsolado, se muda a Inglaterra donde compra y reforma una abadía. Pronto entra en un matrimonio sin amor con "lady Róvena Trevanion de Tremaine, de rubios cabellos y ojos azules".
Impression
Add to shelf
  • 👍Worth reading3
  • 💀Spooky2
Sign in or Register
Isaías Pepperwood
Isaías Pepperwoodshared an impression6 months ago
👍Worth reading

Una historia de amor muy al estilo de Edgar Allan Poe. Un maravilloso cuento y una narrativa como pocas. Muy recomendable.

Zenaida Obsidian
Zenaida Obsidianshared an impression2 years ago
💀Spooky

Alma Simón
Alma Simónshared an impression8 months ago
👍Worth reading

Manuel Ortiz
Manuel Ortizhas quoted2 days ago
gritaba su nombre en el silencio de la noche, o durante el día, en los sombreados retiros de los valles, como si con esa salvaje vehemencia, con la solemne pasión, con el fuego devorador de mi deseo por la desaparecida, pudiera restituirla a la senda que había abandonado -ah, ¿era posible que fuese para siempre?- en la tierra.
Emilia Gallegos Villablanca
Emilia Gallegos Villablancahas quoted6 days ago
El hombre no se doblega a los ángeles, ni cede por entero a la muerte, como no sea por la flaqueza de su débil voluntad".
Daniela Velasquez
Daniela Velasquezhas quoted13 days ago
Hay un punto muy caro en el cual, sin embargo, mi memoria no falla. Es la persona de Ligeia. Era de alta estatura, un poco delgada y, en sus últimos tiempos, casi descarnada. Sería vano intentar la descripción de su majestad, la tranquila soltura de su porte o la inconcebible ligereza y elasticidad de su paso. Entraba y salía como una sombra. Nunca advertía yo su aparición en mi cerrado gabinete de trabajo de no ser por la amada música de su voz dulce, profunda, cuando posaba su mano marmórea sobre mi hombro. Ninguna mujer igualó la belleza de su rostro. Era el esplendor de un sueño de opio, una visión aérea y arrebatadora, más extrañamente divina que las fantasías que revoloteaban en las almas adormecidas
Norteamericanos, Santiago Romero
Santiago Romero
Norteamericanos
  • 25
  • 2
Books, Linda Martínez Rivera
Linda Martínez Rivera
Books
  • 36
iBook, Alan Hassel
Alan Hassel
iBook
  • 17
Favorites , Hector Garcia
Hector Garcia
Favorites
  • 12
Relatos cortos, katherinaesosam
katherinaesosam
Relatos cortos
  • 4
bookmate icon
One fee. Stacks of books
You don’t just buy a book, you buy an entire library… for the same price!
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)