Quotes from “Virginia Woolf: Vida de una escritora” by Lyndall Gordon

«Me pregunto —se planteaba— si lo que hago es autobiografía y la llaman ficción.»
«El pasado es hermoso —dijo— porque nunca experimentamos una emoción en el momento. Se expande más tarde, y por eso no tenemos emociones completas sobre el presente, sino tan sólo sobre el pasado».
portar a la civilización las tradiciones y los valores de las mujeres «marginadas». La vida y los escritos de Virginia Woolf constituyen un vaticinio acerca de esta cuestión.
porte, podría encontrarlo deprimente; a veces me resulta deprimente; a veces intento preocuparme de qué es lo que significan algunos de los términos por los que nos regimos. Libertad, por ejemplo».
«Si una no sintiese que la política es un complejo juego que se ha montado para mantener en forma a un grupo de hombres que han sido entrenados para ese de
La literatura no puede ser la ocupación vital de una mujer
Sin embargo, la mujer que escribe sigue siendo esquiva; y lo seguirá siendo siempre, pues la comprensión de una vida no conoce fin.
emoción en el momento. Se expande más tarde, y por eso no tenemos emociones completas sobre el presente, sino tan sólo sobre el pasado».
El pasado es hermoso —dijo— porque nunca experimentamos una
Leonard decía del feminismo que era «la creencia o política de todo hombre sensato».
sólo el entendimiento podía salvar al amor del ridículo
«Que las cosas no sean para ti y para mí tan malas como podrían haber sido se debe, en parte, a quienes vivieron fielmente una vida escondida y descansan en tumbas que nadie visita».
Tengo que ser privada, secreta, tan anónima y sumergida
Leer lo que a uno le gustaba porque le gustaba, no fingir nunca admirar lo que uno no admiraba: ésa era su única lección sobre el arte de la lectura. Escribir con las menos palabras posi
bles, tan claro como fuera posible y exactamente lo que se quería decir: tal fue su única lección sobre el arte de escribir
Decía que «no es tanto por falta de humanidad como por ausencia de imaginación por lo que, en general, somos tan insensibles a las tristezas y sufrimientos de nuestros semejantes».
Fue el extraño recuerdo, no el suceso formal, lo que habría de constituir la «base» de Al faro.

Hasta aquí

para un escritor, leer, escuchar, conversar y el tiempo de ocio son tan importantes como una instrucción formal.
Años después quiso que el ritmo del oleaje resonase a lo largo de sus mejores libros, Al faro y Las olas.
«le sobrevino el miedo espantoso: no sentía».
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)