es
Katrine Marçal

Quién le hacía la cena a Adam Smith

Notify me when the book’s added
To read this book, upload an EPUB or FB2 file to Bookmate. How do I upload a book?
Un análisis fascinante de la historia de la economía y del pensamiento económico desde un enfoque femenino. Katrine Marçal se enfrenta en este ensayo al gran mito económico que ha configurado el mundo contemporáneo, y nos anima a acabar con el «Homo economicus» de una vez por todas. Adam Smith, el padre de la economía moderna, escribió que no era por la benevolencia del carnicero y el panadero que podíamos cenar cada noche, sino porque se preocupaban por su propio bienestar; así, el ánimo de lucro hacía girar el mundo y nació el «Homo economicus». Cínico y egoísta, el «Homo economicus» ha dominado nuestra concepción del mundo desde entonces y su influencia se ha extendido desde el mercado a cómo compramos, trabajamos y flirteamos. Sin embargo, Adam Smith cenaba cada noche gracias a que su madre le preparaba la cena, y no lo hacía por egoísmo, sino por amor. Hoy, la economía se centra en el interés propio y excluye cualquier otra motivación. Ignora el trabajo no pagado de criar, cuidar, limpiar y cocinar. E insiste en que si a las mujeres se les paga menos, es porque su trabajo vale menos ¿por qué si no? La economía nos ha contado una historia sobre cómo funciona el mundo y nos la hemos creído hasta el final. Pero ha llegado el momento de cambiar esa historia.
This book is currently unavailable
247 printed pages

Impressions

    Adrianuxshared an impression2 years ago
    👍Worth reading
    💡Learnt A Lot

    Danny padillashared an impression2 years ago
    👍Worth reading
    💡Learnt A Lot
    🎯Worthwhile

    Cecilia Muñozshared an impression3 years ago
    👍Worth reading
    🔮Hidden Depths
    🎯Worthwhile

Quotes

    María Ariashas quoted6 months ago
    «No de la benevolencia del carnicero, del cervecero y del panadero, sino de sus miras al interés propio, es de quien esperamos y debemos esperar nuestro alimento».
    Angie Mhas quoted2 years ago
    Adoramos el dinero. Pero, en cierto modo, pensamos que eso es algo indecoroso. Como la mayoría de los deseos que experimentamos. Sobre todo las mujeres.
    c a t hhas quoted2 years ago
    Adam Smith, el padre de la economía moderna, escribió que no era por la benevolencia del carnicero y el panadero que podíamos cenar cada noche, sino porque se preocupaban por su propio bienestar; así, el ánimo de lucro hacía girar el mundo y nació el Homo economicus. Cínico y egoísta, el Homo economicus ha dominado nuestra concepción del mundo desde entonces y su influencia se ha extendido desde el mercado a cómo compramos, trabajamos y flirteamos. Sin embargo, Adam Smith cenaba cada noche gracias a que su madre le preparaba la cena, y no lo hacía por egoísmo, sino por amor.

On the bookshelves

fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)