Quotes from “Cuarto propio conectado” by Remedios Zafra

Daniela
Danielahas quoted2 months ago
En este sentido, advertimos cierto parecido entre el trabajo doméstico y el trabajo virtual en la obsolescencia de la división conceptual entre producción, consumo y distribución, así como en la necesidad de expresiones que den cabida a relaciones e intercambios cambiantes y en construcción. Tanto en el trabajo doméstico como en el virtual opera la necesidad de una redefinición.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
La variedad de tareas hablaba del trabajo de logística del hogar, gestión de comidas, limpieza y vestido, trabajo afectivo, cuidado de los niños, de los enfermos y de los ancianos, un trabajo diario y sin ningún tipo de contraprestación salarial, salvo la que los mitos y leyendas se han ocupado de reiterar como suficiente: pago con «amor».
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
En el cuarto propio estas actividades coexisten con aquellas otras que tradicionalmente se han realizado en el hogar. Unas y otras tareas dibujan un panorama de redefinición laboral donde entran en cuestión diferencias entre consumo, servicio y producción económica en la pantalla y en torno a la pantalla. No olvidemos que la contextualización en un cuarto propio conectado sugiere un límite para la coincidencia de trabajos antes diferenciados por su lugar de ejecución.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
En este entramado relacional la habitación propia situándose en el mundo doméstico se diferencia en su falta de resignación, comportándose como un lugar para el tiempo reflexivo que requiere toda actividad intelectual-creativa y siempre toda toma de conciencia
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Porque, efectivamente, la casa como «hogar» ha sido tradicionalmente feminizada e identificada con las mujeres por las actividades que social, cultural y económicamente las supeditaban al cuidado de la familia y a la crianza de los hijos; y esto no es banal, si advertimos que las lecturas sobre el mundo doméstico, la vida privada y las historias que en dicho lugar acontecían no han tenido tradicionalmente un valor productivo ni de prestigio, más allá de asentar su papel en la reproducción (de hijos y de sistemas simbólicos) y no en la producción de conocimiento, de esfera pública y de capital emancipador –me refiero tanto al capital inmaterial que alude a las ideas como al capital económico de un «sueldo»–. Los espacios privados lo han sido durante mucho tiempo para enmudecer sobre ellos.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
El cuarto propio y el cuarto propio conectado sin embargo son territorios vacilantes e híbridos, pura potencia; espacios a los que se llega, necesariamente, habiéndose antes distanciado del mundo doméstico. El cuarto propio conectado es un lugar del que se debe poder salir y al que se puede volver, libremente
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Darse a los demás habitantes de la casa ha sido algo que ha caracterizado el mundo doméstico (a las mujeres gestoras del mundo doméstico), además del hermetismo de aquello que (privado) acontecía entre sus límites
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
el cuarto propio conectado amplifica el poder de pensamiento (concentración) y acción desde una posición localizada
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Pasa además que acontece una transformación determinante en la esfera privada y doméstica: la Red se instala en casa. Y entre las transformaciones que suscita, trae el trabajo remunerado allí donde el trabajo (doméstico) no ha sido considerado empleo si lo ejercía un miembro de la pareja. Esta situación exige un ejercicio de responsabilidad que determine contratos de equidad sensibles (pero no victimizadores) ante las herencias y hándicaps de los espacios domésticos.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Ciertamente la lectura que hoy hacemos de los espacios domésticos es en teoría muy distinta de la que advertimos en nuestra historia pasada y en las historias de otras sociedades, pero no cabe el engaño. Los cambios y su asentamiento son mucho más lentos de lo que imaginamos y los logros sociales increíblemente frágiles frente a las potentes herencias estructurales. De forma que hoy conviven viejos y nuevos modelos de organización espacial y política de nuestros tiempos y lugares propios, donde la implicación personal y crítica resultaría más necesaria que nunca.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Ciertamente la lectura que hoy hacemos de los espacios domésticos es en teoría muy distinta de la que advertimos en nuestra historia pasada y en las historias de otras sociedades, pero no cabe el engaño. Los cambios y su asentamiento son mucho más lentos de lo que imaginamos y los logros sociales increíblemente frágiles frente a las potentes herencias estructurales.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
La socialización de Internet ha reconfigurado los espacios propios y las actividades que allí se desarrollaban, de manera que el cuarto propio no limita exclusivamente sus lecturas a la emancipación y profesionalización de las mujeres creadoras. Si bien su vinculación con las historias pasadas y presentes de las mujeres no puede pasar desapercibida, tanto en su configuración como lugar doméstico y tradicionalmente feminizado, como en las lecturas biopolíticas que de los espacios y quienes los habitan se deducen.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
allí donde las mujeres han habitado y construido sus vidas durante tanto tiempo, sus tiempos han estado tradicionalmente arbitrados en función de las necesidades del resto de habitantes del hogar. Entre otras razones, porque ese otro requisito de autonomía económica rara vez se producía, en tanto sus actividades en el hogar no han sido consideradas trabajo remunerable
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
la exigencia de un «tiempo y espacio propios» para la mujer allí donde supuestamente todo está feminizado visibiliza una terrible ausencia: todos los tiempos y espacios de la casa suelen ser compartidos, instrumentalizados por los otros, donados o usados para los otros habitantes de la casa, para su cuidado, crianza, alimento y afecto, de manera que el tiempo y el espacio propios de las mujeres han sido, paradójicamente, grandes ausentes del hogar.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Como símbolo, en su propuesta liberadora de hace un siglo, la habitación propia operaba como la concreción de un espacio autónomo donde empezar a «ser», mediante el pensamiento, la lectura, la creatividad y la escritura; en un tiempo que, como el espacio que propugnaba, también se quería «propio».
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Una habitación propia y una cantidad económica suficiente anual eran, decía Virginia Woolf, condiciones necesarias para que las mujeres pudieran dedicarse de manera autónoma a la creación
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Claro que es inevitable preguntarse por este potencial uso comercial o político de la información por parte de las empresas gestoras de datos online, en especial: navegadores y buscadores. Y es que esta información es tan valiosa porque es parte de nuestro yo, es por tanto información inscrita con frecuencia inconscientemente, y casi siempre en unas condiciones de intimidad y anonimato propias del cuarto propio conectado.
Daniela
Danielahas quoted2 months ago
Claro que es inevitable preguntarse por este potencial uso comercial o político de la información por parte de las empresas gestoras de datos online, en especial: navegadores y buscadores. Y es que esta información es tan valiosa porque es parte de nuestro yo, es por tanto información inscrita con frecuencia inconscientemente, y casi siempre en unas condiciones de intimidad y anonimato propias del cuarto propio conectado.
Daniela
Danielahas quoted3 months ago
ser en el mundo, estando en casa
Daniela
Danielahas quoted3 months ago
Doreen Massey12 se refiere a este control hablando de una «geometría del poder» de la espacialidad posmoderna, de la que deduce que la distribución desigual de las posibilidades de movilidad de los individuos conlleva formas de exclusión social.
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)