Emilia Pardo Bazán

La sirena negra

Danhas quoted10 months ago
Sin embargo, en ciertos momentos me acordaba del río, de la pena, de la tentación, ahora vaga y latente; y era como la memoria de un amor verdadero, que nos asalta entre frívolos devaneos y aventuras sin consecuencia.
Alexhas quoted2 months ago
La primera, una especie de pudor vergonzoso de practicar eso que se llama el bien, la beneficencia, y que no comprendo en relativo, sino en absoluto -dedicando a ello la existencia toda-. El hacer algo caritativo acarrea el que se apeguen a uno caninamente, o siquiera el que le den a uno gracias y le ensalcen por su bondad, otras tantas mentiras, pues privarse de lo que nos sobra, ¿qué bondad revela?
Diego as Venom.has quoted6 months ago
El «género humano» es el vocablo más vacío de sentido; no hay humanidad, hay hombres. Si algo se afirma del género humano, los hombres se encargan de desmentir al punto la afirmación.
Michel Isidrohas quoted8 months ago
He aquí que me complazco en postrarme, quebrantada la dura cerviz de mi soberbia, asqueando de mi sensualidad, avergonzado de mi dureza, fuera del laberinto de complicaciones miserables en que se perdió mi espíritu… He aquí que me siento sencillo, pequeño, bienaventurado
Michel Isidrohas quoted8 months ago
Se me figura que mi corazón, aquel corazón hastiado, recocido en todos los amargores de mi siglo, curtido en egoísmo, me lo han sacado del pecho.
Michel Isidrohas quoted8 months ago
¡El niño!… Mi hijo… el hijo de mi voluntad, de mi aspiración, de mi cariño espiritualizado, superior al instinto… ¡Y yo que no pensaba en él!
Michel Isidrohas quoted8 months ago
La defensa encarnizada de la mujer recrudeció mi repentina barbarie; y cuando digo la mía, digo mal; la de aquél que no era yo, o, al menos, no era mi yo humano y consciente, sino uno de los varios hombres que hay en cada hombre, que cometen lo que aborrecen y se preguntan después: «Pero ¿cómo he podido? ¿Cómo me he dejado llevar de tal locura?… », sin encontrar respuesta
Michel Isidrohas quoted8 months ago
Ven, muerte, tan escondida

que no te sienta venir,
porque el placer de morir
no me vuelva a dar la vida…
Michel Isidrohas quoted8 months ago
-Vamos al muelle -ordené, como avergonzado de mi impresión y temeroso de que me la conociesen; avergonzado del sentimiento, hasta en presencia de tan ínfimo auditorio
Michel Isidrohas quoted8 months ago
Y siento un chispazo de cólera al reconocer que, una vez más, el sentido común de las gentes no es tan vano y hueco como pensamos los soberbios, que nos situamos fuera de la grey; porque, no hace veinte días, si me dejo llevar del instinto…
Michel Isidrohas quoted8 months ago
¡Eres un mendiguillo, Desiderio! ¡Y todo por un pedazo de carne blanca, donde la naturaleza incrusto dos cuentas de vidrio azul y plantó un matorral de hebras de pelo color cerveza blonda!…

-Father-dice la voz pura
Michel Isidrohas quoted8 months ago
Nos quejamos de la carga y no soltamos el lastre… O intentamos soltarlo una vez, y no lo conseguimos… y ya no se repite el intento. ¿Verdad que es curioso? Tomamos una resolución… La estorba una nimiedad… Nadie nos obliga a resolver; nadie nos impide volver a la carga… y no volvemos. Y las circunstancias son las mismas o peores; y no volvemos. Y estamos convencidos de que deberíamos volver; y no volvemos. ¿Seremos necios?
Michel Isidrohas quoted8 months ago
Debe de estar bien claveteado allá dentro de nuestro ser lo que llaman instinto de conservación, cuando todavía no se ha despoblado de humanidad el globo. Tenemos mil razones de morir, y ninguna de continuar sufriendo esta broma pesada.
Michel Isidrohas quoted9 months ago
-Súbete: soy tu caballo, o tu pollino, como quieras… Para ti, nenito, soy asno. ¡Sólo para ti!
Michel Isidrohas quoted9 months ago
El niño puede distraerme de este ensueño viejo; tú no, aunque juegues a salir de las olas, salvo la franela, como Afrodita…
Michel Isidrohas quoted9 months ago
Su juego está descubierto… Pierdes el tiempo, cándido trozo de nieve solidificada y teñida con el zumo de un pétalo de flor
Michel Isidrohas quoted9 months ago
Con mirada a la vez turbia y lúcida, la recorro, la desmenuzo. Hay horas en que me olvido de Rafaelín; hay momentos en que temo ser arrastrado por mi antojo
Michel Isidrohas quoted9 months ago
Camila me recibe afabilísima. La mujer práctica ha echado sus cuentas y comprendido que es inútil y bobo reñir con nadie, a menos que reporte provecho
Michel Isidrohas quoted9 months ago
Yo, a la verdad, de eso… ni sé, ni creo, ni descreo palabra… Creer o descreer es ofender al Misterio, única realidad en todo lo que nos rodea. Envidio a usted la firmeza de su convicción.
Michel Isidrohas quoted9 months ago
Ni quiero ser eso que llaman bueno, ni menos apiadarme de nadie, porque la piedad es un descenso; el hombre superior es insensible; está revestido de bronce.
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)