es
Books
Friedrich Nietzsche

La Gaya Ciencia

  • Mack Alquichirehas quoted4 years ago
    Sólo oímos aquellas preguntas a las que podemos encontrar respuesta.
  • Héctor Martínez Chaneshas quoted3 years ago
    ¿Cuál es el signo de que se ha adquirido la libertad?
    No avergonzarse ya de uno mismo.
  • naomisalgadomhas quotedlast month
    Para nosotros vivir significa estar constantemente convirtiendo en luz y en llama todo lo que somos, e igualmente todo lo que nos afecta; no podríamos en modo alguno hacer otra cosa.
  • naomisalgadomhas quotedlast month
    Toda filosofía que asigna a la paz un lugar más elevado que a la guerra; toda ética que desarrolla una noción negativa de la felicidad; toda metafísica y toda física que pretende conocer un final, un estado definitivo cualquiera; toda aspiración, principalmente estética o religiosa, y un más allá, a un afuera, a un por encima autorizan a preguntarse si no era la enfermedad lo que inspiraba al filósofo.
  • naomisalgadomhas quotedlast month
    Definía el cristianismo, como una filosofía y una moral vulgares para personas débiles y esclavos que propone valores decadentes que no dejan que las personas sean libres.
  • naomisalgadomhas quotedlast month
    Definía el cristianismo, como una filosofía y una moral vulgares para personas débiles y esclavos que propone valores decadentes que no dejan que las personas sean libres.
  • A.has quotedlast year
    Hay mujeres nobles pero en cierto modo pobres de espíritu porque no saben expresar su entrega más profunda de otra manera que no sea ofreciendo su virtud y su pudor, es decir, lo mejor que tienen. A menudo, quienes aceptan ese regalo se comprometen mucho menos profundamente de lo que suponen las donantes; ¡es una historia muy triste!
  • A.has quotedlast year
    Nosotros, artistas! ¡Nosotros, encubridores de la naturaleza
  • A.has quotedlast year
    Hay algo que me cuesta, que no deja de requerir de mí siempre los mayores esfuerzos: comprender que es muchísimo más importante saber cómo se llaman las cosas, que lo que las cosas son. La creencia en la reputación, el nombre, la apariencia, el valor, el peso y la medida habituales de una cosa —que en un principio fueron algo erróneo y arbitrario que cubrió a la cosa como tina capa totalmente extraña a su naturaleza e incluso a su epidermis—, la creencia en todo esto, digo, transmitida de generación en generación, se fue convirtiendo en el cuerpo de esa cosa en solidaridad de algún modo con su crecimiento más íntimo; ¡la apariencia primitiva acaba siempre convirtiéndose en la esencia y actuando como tal! ¡Qué locura supone pretender que bastaría denunciar ese origen, ese velo nebuloso de la ilusión para aniquilar ese mundo que consideramos esencial y al
  • A.has quotedlast year
    Pero no olvidemos tampoco esto: que basta crear nuevos nombres, nuevas valoraciones y verosimilitudes para crear, a la larga, «cosas» nuevas
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)