es
Jojo Moyes

La chica que dejaste atrás

Notify me when the book’s added
To read this book, upload an EPUB or FB2 file to Bookmate. How do I upload a book?
    Andreahas quotedlast year
    No te lo enseña todo del amor.
    Paul empieza a sonreír, pero no ha terminado de hablar. Le sujeta con una fuerza
    sorprendente.
    —Lo que sí te enseña, señor McCafferty, es que en la vida hay cosas más importantes
    que ganar.
    Andreahas quotedlast year
    Me recuerda que la humanidad es capaz de
    amar y de crear belleza, además de destruir.
    Andreahas quotedlast year
    —Creo que podemos romper las reglas por algo que nos encanta.
    Andreahas quotedlast year
    Ella traga saliva, intentando ignorar la leve puñalada de sus palabras.
    —Treinta.
    —No deberías esperar demasiado. ¿O eres una de esas… —levanta los dedos para
    dibujar unas comillas— mujeres profesionales?
    —Sí —contesta, y sonríe—. Me quité los ovarios la última vez que actualicé mi
    currículum. Para mayor seguridad.
    Vanessa Garcia Valenciahas quoted2 years ago
    Después volví a escribirlo al otro lado de mi cuerpo, como para convencerme de que
    era real, en algún lugar, y de que él, nosotros, habíamos existido.
    Vanessa Garcia Valenciahas quoted2 years ago
    Es
    posible ser la persona que fuiste una vez?, se pregunta. Y antes de que la respuesta
    pueda paralizarla por completo, coge su bolsa y empieza a caminar deprisa hacia el
    metro.
    Vanessa Garcia Valenciahas quoted2 years ago
    «No conocí la verdadera felicidad hasta que te encontré»
    Vanessa Garcia Valenciahas quoted2 years ago
    Sal a la azotea y mira el cielo durante diez minutos, recuérdate que
    en el fondo nuestra existencia es vana y carece de sentido, y que es probable que
    nuestro planeta sea engullido por un agujero negro, así que en cualquier caso todo esto
    será inútil.
    Andreahas quoted2 years ago
    Eres mi norte en este
    mundo de locura»
    Carolina Berrocalhas quoted3 years ago
    Es tuya, Liv. —Su voz está llena de alivio—. Es tuya.
    —Sobrevivió —dice ella, riendo y llorando a la vez—. Se encontraron.
    b8503336802has quoted3 years ago
    No creo que en las comidas de negocios se hable sobre pinzas para pezones.
    Patricia Torreshas quoted3 years ago
    «La primera vez que te vi», me dijo Édouard en nuestra primera Nochebuena juntos,
    «estabas de pie en medio de esa tienda llena de gente y pensé que eras la mujer más
    independiente que jamás había visto.
    Parecía como si el mundo pudiera estallar en mil pedazos a tu alrededor y allí estarías
    tú, con la cabeza alta, mirándolo imperiosamente con tu magnífica cabellera»
fb2epub
Drag & drop your files (not more than 5 at once)